octubre 26, 2020

Termostato Siemens: Características

El termostato Siemens es un dispositivo usado para regular la temperatura del hogar. Tiene distintas variaciones, que dependerá, por supuesto, del modelo adquirido. Es fabricado por el conglomerado europeo, Siemens.

En este artículo te hablaremos un poco sobre este elemento de domótica, también daremos una descripción de sus mejores alternativas.

Termostato siemens

¿Cuáles son las características de los termostatos digitales Siemens?

Evidentemente, tienen la capacidad de regular y programar el agua caliente y la calefacción. Hay 3 modos de funcionamientos. El automático es uno de los más destacados, en vista de que proporciona una programación semanal a la temperatura. Se repite de forma automática las instrucciones en la semana.

También hay dos modos de programación aplicados en el agua caliente doméstica, son de carácter semanal. El termostato que desees adquirir tiene que tener 3 modos de función para que resulte más conveniente.

Procedimiento de uso de termostato Siemens

Una vez hayas adquirido un termostato siemens, o tengas planeado adquirirlo –pero, a modo de previsión, quieres ver qué deparará a largo plazo-, es preciso que conozcas el procedimiento de uso. Así evitarás inconvenientes.

Instalación de placa

Lo primero que debe de hacerse para que derive en el uso correcto del termostato, es la instalación. Son sencillos de instalar, tanto así que, cualquier persona, incluyendo aquellos que carecen de nociones técnicas, tienen la posibilidad de hacerlo.

Tienes que escoger la opción más adecuada para el termostato. Los hogares modernos tienen una toma preinstalada en el salón, respecto a los menos sofisticados, debes enfocarte en la labor de búsqueda el sitio ideal. A modo de referencia, tienes que escoger una que esté alejada de fuentes de calor o frío. El manual de instrucciones te dirigirá en el procedimiento.

Realiza la conexión de cables

Después de fijar la placa de soporte, procede con la conexión de cables. Los cables son fácilmente identificables en vista de que son de colores, además de esto, tiene anotaciones que establecen su funcionamiento. El manual de instrucciones puede también acudir a tu ayuda en este caso.

Coloca la tapa

Después de que hayas colocado los cables en su lugar, procede a colocar la tapa del termostato donde corresponda. Es la única forma de cerciorarse de que está funcionando. Tienes que encender el circuito eléctrico de la caldera, así evidenciará el funcionamiento.

Lleva a cabo las modificaciones de fecha y hora

Puedes hacer una modificación en la fecha y hora. Si el modelo adquirido es programable, este paso será fundamental. En el dispositivo hay un botón que activa las configuraciones de estos datos. A través de dichos valores el equipo podrá funcionar perfectamente.

Prográmalo

Nuevamente, y en vista de que existen distintos modelos, hay ciertas variaciones para gestar su programación. Tienes que seleccionar la temperatura deseada (puede ser llevado a cabo mediante los botones, como girando una rueda), también puede programarse para que el hogar esté en temperatura constante.

A través de esta función indicarás al termostato que realice modificaciones en la calefacción en el momento que la temperatura disminuya a ciertos grados. No solo esto, sino que el termostato programable te ayudará a mantener la vivienda en las condiciones -de temperatura, por supuesto- deseadas cuando estés de regreso. Solo debes escoger la hora en que deseas que la calefacción se encienda.

Guarda el proceso

En el dispositivo hay un botón identificado por la palabra ‘OK’ -puede variar según el modelo-, debes presionarlo después de realizar la selección de la temperatura y horario. Según lo consideres pertinente, puedes llevar a cabo una modificación de los valores.

¿Cuáles son los termostatos siemens más recomendables?

Hay muchísimos termostatos siemens en el mercado, unos más potentes que otros. El factor que lo define, en sí, es el segmento calidad-precio. La elección dependerá de las necesidades personales. A continuación, te plantearemos los dos más importantes.

Termostato Siemens: RDJ10RF.

Está constituido por dos dispositivos, el receptor RCR10/433 y el transmisor RDJ10RF. Respectivamente, funciona conectado a toma corriente y con dos baterías AA. Su peso es de 499 g, mientras que sus dimensiones son de 20 x 14,8 x 6,4 cm.

El rango de temperatura con la que trabaja abarca desde 5°C hasta 30°C. Es fácil de manejar e instalar. Escoger las temperaturas a través de distintos medios puede hacerse con saltos de hasta 0.5°C.

Se estima que la duración de las baterías alcanza al año. Esto garantiza que exista un período de uso muy elevado, sin necesidad de los cambios continuos.

Tanto el receptor como el transmisor tienen vinculación de fábrica. Gracias a esto es posible llevar a cabo una comunicación sin inconvenientes en torno a la configuración.

Tiene dos controles deslizantes que permite configurar los modos de trabajo, y, por supuesto, la perilla, donde se fija la temperatura.

El dispositivo cuanta con cuatro modos de uso. Estos son: Protección contra heladas, automático, ahorro de energía y confort. Tienes la facilidad de disfrutar de una experiencia optima, siempre adaptada a tus necesidades.

En el momento que está activo el modo de trabajo automático, el equipo procede a adquirir dos ciclos de encendido y apagado tomando en consideración la configuración que se ha establecido desde un principio.

Termostato Siemens: REV13.

Este equipo es programable, tiene un óptimo manejo. El trabajo es realizado de forma independiente al sistema eléctrico. En el funcionamiento son aplicadas baterías AA. Esto simplifica el proceso. Su rango de temperatura es de 3 a 35°C. En cuanto a sus dimensiones, 13 x 9.4 x 3 cm. Su peso es de 200G.

La temperatura puede ser observada mediante su pantalla LCD, de gran tamaño, que en muchos casos resulta excepcional para vislumbrar otros elementos como energía de las baterías, hora, fecha y modo de trabajo. Así adquirirás conocimiento sobre el sistema de calefacción.

Entre sus 5 modos de funcionamiento diferentes, están aquellos reducidos a los ciclos de apagado y encendido, que suelen, por cierto, ser programables tanto en temperatura como el período de tiempo que tiene alcance.

El modo fiesta es uno de los más importantes, puede usarse solo en los de dos ciclos o en los modos automáticos. Es fundamental al momento de gestar un funcionamiento adecuado y regular la temperatura.

Es muy fácil de instalar. Respecto a su capacidad de programación, varía de las rutinas. Es un dispositivo versátil, único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *